Lo que pasó este martes en Supervivientes: Tierra de Nadie

 

logo-supervivientes

Los Supervivientes están unificados, viviendo en el mismo sitio, pero divididos en dos grupos. Nada ha cambiado. Pero, este jueves, el grupo de tres puede quedarse en dúo.. o no.


La semifinal para convertirse en nuevo líder – lo que supone una inmunidad muy importante a estas alturas del concurso- consistía en la prueba en la que están subidos a una plataforma agarrados a unos palitos que tienen que ir quitando poco a poco. Los ganadores fueron Romina, Sergio y Mª Jesús, pero como sólo pueden quedar dos, los espectadores tuvieron que elegir y dejaron fuera a la ex miss España.

Francisco se llevó un disgusto tremendo cuando perdió la medalla de la Virgen de Los Desamparados que le regalaron sus hijos y que ha llevado al cuello veinte años.  Todo empezó cuando Raquel le regaló una cucharita como talismán que decidió ponerse al cuello junto a la medalla. Se ve que al manipular la cadena, posiblemente no quedó bien cerrada y al meterse en el agua, cayó. Se quedó hundido y Raquel y Sofía la buscaron incansables, buceando, sin éxito. Raquel se sentía culpable pero Francisco, aunque al principio estaba enfadado, después le dijo a la peluquera que no tenía culpa de nada, que había sido un accidente.

Llegó el momento de la “Mesa de las tentaciones”. Hubo algunos concursantes que lo tuvieron clarísimo: Raquel Mosquera rechazó desde el primer momento el pollo que tenía que compartir con su peor enemigo – dudó entre Logan y Sergio pero eligió a Sergio- por lograr un dibujo hecho por sus hijos, Raquelita y Romeo.

Sin embargo, Sergio se negó a cortarse el pelo a cambio de recibir una llamada de su novia. Afirmó que su pelo es imprescindible para su trabajo de modelo. Al final, aceptó ceder su bandana – pañuelo que lleva a modo de cinta en la cabeza- a cambio de hablar 30 segundos con ella, que al final se convirtieron en 2 minutos ante las lágrimas de Sergio que se quejaba de que él esperaba recibir la visita física de su novia. La organización le explicó que habían tratado de lograr una visita pero que ella, gimnasta profesional, no había obtenido permiso laboral de su centro de alto rendimiento.

Logan rechazó un turno de pesca con gafas y tubo durante un día entero que implicaba ceder su punto de nominación de esta semana. Por su parte, Hugo hizo lo propio con la posibilidad de escuchar la opinión de su madre sobre su situación con Sofía y eligió comerse una pizza junto a Sergio y Logan. En cuanto a Sofía, estará cuidando el fuego durante una semana las 24 horas del día a cambio de recibir una llamada de su madre.

A Romina le ofrecieron un pastel de chocolate a cambio de no comer cocinado durante una semana, y como era de esperar, dijo que no. Francisco renunció a una ecografía de su futuro nieto para tener unas gafas y un tubo de bucear 2 horas al día durante una semana. Dijo que su hija lo entendería y que estará con ella cuando su nieto viniese al mundo. Joao sí que aceptó que él y dos compañeros renuncien esta semana al juego de recompensa a cambio de recibir una visita. Dijo que estaba tan desesperado por recibir una visita que le daría igual que fuese una vecina o alguien del Ayuntamiento. ¡Qué grande es Joao! Lleva el mismo tiempo que sus compañeros en la isla, pasa el mismo frío, calor y hambre pero sigue haciendo reir tanto a sus compañeros como a los espectadores y siguiendo el juego de Jorge Javier con el mismo ingenio que el primer día.

Pero, sin duda, la tentación más destacada de la noche fue la de Mª Jesús Ruiz. Le ofrecieron recibir una pollo con patatas diario durante tres días y una pastel de chocolate el próximo sábado,  a cambio de raparse la cabeza. Aunque no quería al principio porque se casa en septiembre, el hambre le está afectando mucho y finalmente Raquel Mosquera le rapó el pelo aunque la ex Miss seguía estando guapísima.  Lo conseguido, lo puede compartir si quiere. ¿Será generosa con sus compañeros o le podrá lo mal que lo está pasando sin comer?

La gran pregunta que nos hacemos todos es si la Sofía que estamos viendo en la unificación es la de verdad, la Sofía dulce y buena que ha descrito Alejandro Albalá. Ella insiste en que si no la pinchan, no sale su pronto tan malo. Ahora, como no tiene que convivir tanto con Sergio, Logan y Hugo y se encuentra cómoda con el resto, no tiene motivos para “brotar”. Por supuesto, los tres chicos no se creen nada y cuando ven escenas de buena convivencia entre sus compañeros (como a Francisco ofreciendo comida a Sofía y Raquel y éstas asegurando que se lo agradecían mucho pero que tenían cena) empiezan a ponerlas de vuelta y media los tres juntitos en comandita, con adjetivos como “hipócritas” y uno más desagradable por no decir insultante “asquerosas” por parte de Logan.

Éste modo de pensar es el que tenía Carlos Lozano en GHVip. Personas que “dicen todo a la cara” caiga quien caiga aunque luego estén poniendo verde por detrás, y para las que cualquier gesto amable o simplemente educado para hacer más agradable la convivencia, es “falserío” e “hipocresía”. Pues este “falserío” se llama “urbanidad” y sirve para que las personas podamos relacionarnos, convivir y trabajar juntas sin que parezca la selva ni estar todo el día tirándonos a la yugular del otro.

Víctor Sandoval opina que Logan se ha dejado influir por Sergio, y es verdad que Logan ha cambiado a peor desde que son uña y carne. Aunque, también puede ser que es que poco a poco ha salido el verdadero Logan que ya se intuyó cuando aconsejó a Romina que provocase a Saray.

Este jueves, nueva expulsión. Logan, Sergio, Raquel, Romina y Hugo. Uno de ellos dejará de ser Superviviente. ¿Cuál de ellos?

Comentar

Comentarios