Lo que pasó este domingo en “Supervivientes: Conexión Honduras”

logo-supervivientes-2018

 

Penúltima gala de Supervivientes: Conexión Honduras. Se nos echa encima el final, y cada vez se nos hace más corto… suponemos que los concursantes no opinan lo mismo.

Recordemos que Raquel y Sofía ya son finalistas al no estar nominadas, y Sergio lo es por haber ganado la prueba de líder.

Joao se quejaba ante Sergio por haberle nominado. La estrategia de Sergio es clara, él mismo lo ha explicado. Ha antepuesto su amistad con Logan y con Hugo. Raquel y Sofía son muy fuertes y enfrentarse a ellas es muy arriesgado “yo no sé el apoyo que tiene Joao, solo ha estado nominado una vez, no sé el apoyo que tiene fuera, prefiero una incógnita a una seguridad” ha dicho Sergio.

Al cambiar Playa Uva por Cayo Paloma, perdieron el fuego. No sabemos dónde compran las cerillas la organización del programa, pero ninguna de las tres que tenían los supervivientes prendió. Los espectadores se apiadaron de ellos y decidieron que les facilitaran un chisquero, lo que nos permitió ver cómo hacían el fuego en directo.

Pudimos ver en un vídeo cómo construyeron entre todos la nueva cocina, el tendedero… así tenía que ser siempre, la verdad.

Como no tenían fuego, lo que significaba que no había que coger leña, ni cocinar ni pescar, Sergio, Logan y Hugo pasaban el tiempo tumbados y Raquel y Sofía les acusaron de desidia. Para ellos, no es más que una estrategia “para tirarnos por tierra, como que no hacemos nada  (…) nos estarán poniendo verdes para desmerecernos”.

Mª Jesús estaba feliz “huelo a gel y a champú” y ha disfrutado como una niña de su desayuno, mientras contaba que no lo compartiría con Logan “porque él no comparte nada”, afirmaba que la más falsa era Saray “va de buena y es un bicho” y que Joao merece ganar “por buena persona y por levantar el ánimo de todos”.

Decepcionante prueba de recompensa. Sólo Hugo se llevó tarta y una manzana, y Logan un pincho de tortilla y un pollo, ya que Sergio tenía una manzana y gominolas pero en la prueba Hugo tuvo que dejar a uno compañero sin recompensa y entendió que era más alimenticio y valioso el pollo y la tortilla que las gominolas y la manzana de Sergio, así que éste se quedó sin recompensa pero con un enorme cabreo.

La bomba que anunciaba Joao era aún mejor de lo que esperábamos. Alejandro y Sofía tuvieron relaciones íntimas a su lado. Antes, había pedido permiso a Alejandro para contar “cualquier cosa que haya visto y que sea verdad” y también lo había hablado con Sofía, que no lo negó. Conectaron con Alejandro pero Sandra prefirió no tratar el tema con él “lo dejamos para Tierra de Nadie, que Jorge Javier entrará al trapo”. No nos cabe la menor duda.

Francisco llegó al plato y enseguida se tocó el tema de sus supuestos comentarios negativos hacia las mujeres. Melisa y Romina reconocieron que ellas no lo escucharon, que hablan de oídas, pero Lydia asegura que María le ha hablado de un comentario muy fuerte. Francisco exige que quien lo haya escuchado lo diga, que no tire la piedra y esconda la mano “no tengo ningún miedo porque yo no he dicho nada y menos hacia la mujer, que es para quien canto y a la que he respetado y respetaré toda mi vida”. En todo caso, asegura haberse sentido el saco de todos los golpes de sus compañeros”.

Al cantante le dolió mucho que cuando ocurrió lo de la letrina, él se pasó toda la semana preguntando a su compañeros si les ocurría algo con él y dijeron que no, y luego lo soltaron todo el jueves “me apuñalasteis ” ha dicho. Romina ha alegado que sí se lo dijeron pero que él “no escuchaba cuando le decíamos las cosas”.

También ha mencionado el asunto de los ronquidos, ya que no entiende que encima de que se iba a dormir fuera para no molestar a sus compañeros, a ellos les pareció mal que quisiese llevarse un saco. Por cierto, ha anunciado que ya no ronca, debido seguramente a la pérdida de peso.

Hay dos situaciones en las que Francisco, a mi pesar, no tiene razón. En el asunto del arroz “pasado” o caldoso, por muy valenciano que sea, tiene que entender que están en una situación límite de supervivencia y no es el momento de hacer la paella perfecta. Tampoco puede acusar a Romina de que el arroz que ella preparó le provocó una subida de tensión porque era “sal con arroz”. Aparte de que él traía ya la tensión alta, como bien dice la argentina cocinan con agua de mar, no tienen un salero. La propia Paca Ribes le ha reprendido porque dice las cosas demasiado autoritariamente.

La sorpresa ha llegado cuando le han preguntado a Francisco qué compañero no le había fallado, y ha contestado “tu hermana” señalando al hermano de Sofía, de la que ha dicho que “es buena persona, tiene un corazón muy grande, pero ha estado manipulada por Sergio”.

Francisco tiene claro que Sergio es muy mala persona y que ha manipulado a Logan, hasta el punto de que no va a a ganar el concurso por él. El padre de Logan tampoco lo veía tan descabellado, porque como no le han puesto a su hijo vídeos como el de Sergio incitando a Hugo a que nominase, le faltan elementos de juicio para valorar su amistad.

Nagore Robles concluyó el programa informando de que Albert, viceverso que ha estado en algún debate de Supervivientes, ha afirmado que ha estado viéndose con Natalia, la novia de Sergio, siendo ya novia de éste, y que la cosa no pasó a más en esos encuentros porque él no quiso. Podemos imaginar el enfado de la chica.

Comentar

Comentarios