Todo lo que va a pasar en la gala de hoy de Supervivientes

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Nuevo “zombi”, apnea grupal, juego de localización, nominaciones…esta noche en Supervivientes. El martes, Lucía Pariente fue entrevistada en plató.

Esta noche, se recibirá al exsuperviviente Eliad Cohen tras su obligado abandono por problemas de salud.

El menos votado de los nominados: Janet, José Luis, Iván y Juan Miguel, se convertirá en “zombi” y se encontrará con Paola Caruso.

Además, un nuevo juego de localización dirimirá en qué zona de la playa vivirá cada grupo esta semana, decisiones que correrán a cargo del grupo ganador.

Por último, el espacio, que analizará la última hora de la aventura con las intervenciones de los familiares y amigos de los concursantes y abordará las consecuencias de la sanción a Paola Caruso, someterá a los supervivientes a un nuevo proceso de nominaciones para elegir a los cuatro nuevos nominados, dos en el equipo Cielo y dos en el Infierno.

El martes, “Supervivientes: Tierra de nadie” estuvo de lo más interesante.

Tras derrumbarse su “palafito”, Paola Caruso tuvo que ser trasladada a “Tierra de nadie”. La italiana colocó su esterilla en el lugar que acababan de limpiar las Mellis para colocarse ellas. Cuando le pidieron que se quitase de allí, se negó y tras tirar Raquel de la esterilla, Paola se lanzó contra ella y las empujó de muy malos modos, bastante más violentamente que en su día Gloria Camila contra Alba.

Kiko logró que no fuese a más lo que podía haber sido una pelea con consecuencias graves. Aún así, fue una agresión y como tal debía haber sido tratada. Se ha expulsado a concursantes de realitys por mucho menos. Sin embargo, la sanción no ha pasado de tener que ir a buscar los totem y dárselos a sus compañeros sin catarlos. Paola se mostró arrepentida, pero hay que tomar medidas más drásticas porque son ya dos agresiones en tres semanas de concurso. Lo ideal sería dejar bien claro que la próxima vez que alguien empuje a otro concursante, será expulsado inmediatamente.

De todas formas, lo ocurrido con Paola, tanto con la discusión como con los recelos con los que es recibida cada vez que precisa refugio, se resume en lo que dijo Jorge Javier: Paola está robando mucho y los demás están siendo muy poco generosos.

También vimos a José Luis – que tiene 42 años según su hija- rechazar el pescado que habían pescado y preparado cuidadosamente Leticia y Janet. Muy mal. Él y Bigote han estado después haciéndolas un traje de lo más completo. De boca de José Luis han salido adjetivos tan caballerosos como “es mala con ganas” y “vieja bruja” refiriéndose a Leticia.

En plató, excelente consejo de Rosa Benito a Suso. Cuando Jorge Javier le animaba a estudiar y el chico se escudaba en los muchos eventos que tenía, la ganadora de Supervivientes 2011 le dijo: “Los eventos, pasan. Los estudios, se quedan”.

En la prueba de recompensa, el equipo Cielo ganó 2 cerillas, el equipo Infierno, 1 cerilla y Tierra de nadie, 1 cerilla.

Entrevista Lucía - Jorge Javier - Supervivientes

Pero, lo más esperado de la noche era la entrevista a la primera en abandonar Honduras, la madre de Alba Carrillo.

Comenzó la entrevista Lucía Pariente, de 54 años de edad, reconociendo que se había imaginado el concurso con más supervivencia y menos convivencia, que se sentía fracasada y hundida, y que no había hecho nada de lo que se esperaba de ella. Añadió que el reality le había enseñado a no confiar.

Con aspecto derrotado, aseguraba a Jorge Javier Vázquez que se alegraba mucho de que su hija se hubiese quedado, pero se quitó responsabilidad en lo que pudiera vivir a partir de ahora en el concurso. Sí asume que todo lo que ha dicho se ha vuelto contra su hija. También ha aceptado que su relación con ella puede ser tóxica, que discuten día sí y día también, pero que enseguida todo vuelve a la normalidad y el vínculo es muy fuerte pase lo que pase.

Sobre la reacción de Alba al escuchar de boca de su madre que nunca ha estado enamorada de su padre, Lucía dijo que Alba “sobredimensionó” sus palabras.

Como ya pudimos ver durante su estancia en Honduras, Lucía corroboró que no suele expresar sentimientos positivos, porque le parecen debilidades, que sólo expresa los negativos. También admitió que en su casa no son de decir “te quiero” que prefieren expresar los sentimientos de otra manera, por ejemplo, con un café con su dosis justa de azúcar.

Lucía Pariente - Supervivientes

Aunque no llegó a llorar, a Lucía le afectó mucho que su hermana le reprendiese – con cariño – por su comportamiento en Honduras, y sobre todo por ver lo mal que lo había pasado tratando de defenderla. Cuando estuvo a punto de derrumbarse del todo fue con la llamada de su sobrina Almudena, que defiende a Alba en plató. “Mi tía es una mujer que se rompe en la intimidad. Llorará cuando llegue a su casa y mañana será otro día porque esto no es el principio, ni el final de nada”. Tras dejar claro que su tía es una mujer muy cariñosa, le mandó este mensaje: “estamos para ti igual que tú has estado para nosotras”.

También pidió perdón por sus insultos a Laura Matamoros y pidió que no nombrasen a su marido “dejarle en paz que ya la he cag… yo bastante”. De Gloria Camila dijo que no es una persona agradable y que tiene una boca muy suelta.

Jorge Javier estuvo a punto de sucumbir al aparente derrumbamiento de Lucía, pero recobró la firmeza para acabar la entrevista diciéndole que es dificil que alguien las crea después de verlas en el reality “Os habéis quedado sin crédito. Mucha gente os está viendo como dos zumbadas, y con esto, hay un tenista que estará muy feliz”. También le dijo que ambas se movían muy bien en el conflicto, que eran unas “pandilleras del vocabulario” y que creían que el mundo estaba en contra de ellas. Además, reiteró a Lucía que no estaba facilitando el desarrollo de su hija y que estaban en una dinámica “muy peligrosa”.

Mucho más duro fue Kiko Matamoros, que le espetó a Lucía que era “un monstruo”. Añadió que le había decepcionado “como concursante y como madre” y que creía que “acostumbrada a la pesca y el despiece del famoso pensaba que la pesca se te iba a dar mejor”. Rosa Benito señaló que “la Lucía que estamos viendo esta noche no es la de verdad” y Víctor Sandoval fue más allá, afirmando que Lucía “no tiene sangre ni sentimientos”.

Veremos lo que ocurre el domingo en El debate, porque sus colaboradores – y la moderadora – no van a quedarse callados precisamente. Todo lo que han estado diciendo sobre ella estas semanas se lo van a decir a la cara. A ver cómo reacciona y cómo se defiende Lucía, si acude al programa, porque no daba por seguro ni acudir a la gala de hoy jueves.

 

Comentar

Comentarios