Mª Teresa Campos continúa en la UVI tras su ictus

María Teresa Campos

Mª Teresa Campos sigue ingresada en la UVI y sus hijas están junto a ella pendientes de su evolución, tras sufrir un ictus en la mañana de ayer martes.

Terelu y Carmen están siendo muy generosas con los medios y con el público en general. Comprenden que su madre es una persona muy querida y que los espectadores que las llevan siguiendo tantos años merecen estar al tanto de lo que le ocurre.

Esta tarde, ha salido unos momentos del Hospital Fundación Jiménez Díaz para responder a las preguntas del programa Sálvame.

Terelu ha explicado que siguen esperando la evolución “que es lenta y probablemente sea más lenta de lo que nos gustaría. Falta la prueba más importante que es la resonancia que se va a hacer a lo largo de la tarde, esa es la prueba más importante ahora mismo porque confirmará el diagnóstico del ictus”.  Por la mañana se le había realizado una prueba en la que se veía que no había habido ningún cambio desde el primer escáner efectuado ayer. Vamos, que no había empeorado pero tampoco mejorado.

Sobre el estado de ánimo de Mª Teresa, que permanece en la UVI, Terelu ha contado que está “a ratos. Un poco agobiada, yo creo que estaba más animada ayer. No sé si es que ayer se pegó el susto de su vida y cuando se vio que estaba viva ya casi todo le parecía que no era tan malo”.

María Patiño no ha podido evitar las lágrimas al ver a Terelu tan hundida, y ésta ha reconocido que estaba agotada y derrotada, y con la lógica angustia de la incertidumbre “la evolución es imprevisible cada paciente reacciona de una manera. Yo he hablado con la doctora hoy a mediodía y le he preguntado que si era malo que no hubiese evolución ninguna. Me ha dicho que es normal que es cuestión de tiempo que hay personas que mejoraban en unos días otros en semanas otros en meses… la lesión no es muy grande pero ha sido en un sitio malísimo. Esto no lo sabe ella”.

También ha señalado que le han hecho otra prueba muy importante, introducirle un tubo e inyectarle líquido para ver que iba al sitio correcto y no se desviaba al pulmón. Ha salido bien y eso ha permitido empezar a darle alimento “ha tomado un Cola Cao con una tostada y comer le ha subido un poco el ánimo”.

En cuanto a no decirle lo ocurrido a Bigote Arrocet, coincide Terelu con Kiko Hernández en que si estuvieran allí, les gustaría saberlo, pero, lógicamente, la decisión es de su madre porque es su pareja. En todo caso, también dependerá de cómo vayan evolucionando las cosas.

Carmen Borrego ya había explicado esta mañana que su madre tenía afectada la visión de un ojo, al parecer ve doble, y por ello lo lleva tapado, para evitar que se maree.

Seguiremos muy pendientes del estado de salud de nuestra querida Mª Teresa y enviamos toda nuestra fuerza a Terelu y Carmen.

 

Comentar

Comentarios