Supervivientes: el jueves, el expulsado irá a vivir al Palafito

Supervivientes

La convivencia no mejora en Supervivientes. La unificación ha traído más bien el aislamiento, especialmente de Kiko y Gloria que siguen enfrentados a todos.

Como era de esperar, el 25 cumpleaños de Kiko ha provocado aún más mal ambiente del que ya hay. El regalo de la organización para él y Gloria fue una tarta y una hora sin cámaras. La tarta la podían llevar de vuelta a la isla y compartirla con sus compañeros, pero no lo hicieron. Para muchos, han sido coherentes. Para otros, unos egoístas.

Antes de la tarta, Gloria Camila quiso tejer un collar a Kiko como regalo de cumpleaños, pero a él no le gustó. Una reacción que es un verdadero disparate. Es, como poco, un desagradecido. ¿Le gustaría a Kiko que Gloria tenga la misma reacción cuando le enseñe el anilo que ha fabricado para ella? Debería entender que lo que cuenta es el detalle, y lo normal sería que le pareciese precioso todo lo que le regale su pareja con la mejor intención.

Kiko pilló a Paola y a Alba poniéndole de vuelta y media. Concretamente esta última, dijo que se sentía humillada por él y que sus nominaciones estarán dirigidas a él y a Gloria mientras estén en el concurso.

El caso es que Gloria siempre está con cara de malas pulgas, altiva, susceptible y pensando mal de todos. Una lástima.

La verdad es que el centro de gravedad del concurso este año está siendo esta pareja. Ya lo dijo el domingo el abuelo de Kiko.

Sigue el reto para Laura y Gloria. Tienen que pescar 15 peces si no quieren ser sancionadas, pero de momento todo el esfuerzo lo está haciendo Laura.

Aunque sus compañeros le dejaron toda la ropa que necesitaba, a Paola le han dado la oportunidad de recuperar su saco mediante una prueba, y lo ha conseguido.

Este lunes tarde tuvieron la merienda que ganaron el domingo José Luis, Alba, Iván, Gloria Camila y Alejandro. Como Gloria dio un trozo de su pan con crema de cacao a Kiko y a Laura, y Paola rebañó el bote, fueron sancionados con 15 segundos de penalización en la prueba de líder, que ganaron Kiko y Gloria e Iván y José Luis, que pelearán el jueves por convertirse en líder, aunque la cosa estará entre tres si expulsan a Kiko.

Bigote sigue también muy en su universo propio. No sólo se ha puesto tapones en los oídos porque dice que sus compañeros gritan mucho y no le dejan dormir la siesta, es que además no ha querido participar en el “Choquito Cam” el minuto en el que los concursantes pueden mandar un mensaje a su familia o decir lo que quieran.

Hablando de expulsiones, vuelve el Palafito, una estructura alejada de la playa donde están los concursantes, donde vivirá en soledad el expulsado de esta semana.

Además, este jueves visitarán la isla la abuela de Iván y la prima de Alba Carrillo. Por supuesto, no faltarán las nominaciones para elegir a los tres próximos candidatos a la expulsión, dos de ellos elegidos con los votos del grupo y un tercero por el nuevo líder.

 

Comentar

Comentarios