Entrevista a Begoña Rodrigo, ganadora de “Top Chef”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

portada

Tras doce semanas, ya conocemos a la ganadora de la primera edición de Top Chef, la valenciana Begoña Rodrigo, que se alzó con la victoria tras vencer en la final primero a Miguel Cobo y, después, a Antonio Arrabal, dos de sus mejores amigos dentro del programa. Begoña nos cuenta como vivió la final, como lo celebró, su balance de su paso por Top Chef y otras curiosidades.

¿Qué sentiste cuando dijeron que eras la ganadora de ‘Top Chef’?

Alegría desbordante, aunque si soy sincera me cuesta mucho recordar aquella noche, he necesitado ver el programa para ser consciente de todo lo que pasó porqué fue muy intenso.

¿Qué fue lo primero que pensaste?

En Antonio Arrabal, me sabía mal, está claro que uno tenía que ganar, pero él lo merecía tanto como yo.

¿A quién le has dedicado la victoria?

A mi gente, a mi familia, a los que siempre han estado, a los que han hecho posible que vaya cumpliendo mi sueño, a mi equipo que pelea conmigo día a día y que ha hecho posible que todo esto suceda, a mis clientes que llevan creyendo 8 años en mí, en La salita y han sido el motor de una evolución y revolución que ahora sigue con más fuerza que nunca.

¿Cómo lo celebraste?

Sinceramente fueron unas semanas tan intensas que cuando acabo todo intentamos salir a celebrarlo, salí con mis ‘mosqueteros’ (Antonio, Miguel y Javier), pero dure menos que un caramelo en la puerta de un colegio, todavía está pendiente una celebración a lo grande.

¿Dónde has colocado el trofeo de ganadora?

En el mejor sitio de mi casa, mi librería, junto a todas mis joyas gastronómicas.

¿Cómo afrontaste la final?

Tranquila y con un sentimiento de responsabilidad tremendo, muy en mi línea (risas)

¿Pensabas llegar a la final? ¿Y esperabas que tus dos rivales fueran tus también amigos Miguel y Antonio?

Claro, ¿por qué no? (risas) Bueno, más que esperar yo siempre desee llegar con Miguel, Antonio o Javi, el hecho de haber podido compartir en el último momento el escenario con ellos 3 ha sido muy emocionante y emotivo.

¿Qué has aprendido de Susi Díaz, Alberto Chicote y Ángel León? ¿Y de tus compañeros del programa?

Del jurado he aprendido o por lo menos debería, el sosiego, la templanza a la hora de afrontar muchas situaciones. De mis compañeros, he aprendido que hay diferentes formas de vivir la gastronomía y sobre todo me han enseñado que tengo carencias que he de subsanar para seguir mejorando.

Creo que lo bonito de ser Chef es encontrar tu propia identidad. Prefiero coger lo que más me gusta de cada uno para aprender. Hemos sido muy afortunados por haber podido compartir esta experiencia con los mejores cocineros de toda España, porque no han estado todos los que son, pero sí que son todos los que han estado.

¿Esperabas el éxito de audiencia de ‘Top Chef’?

Soy muy poco consumidora de televisión, así que no sé cómo funciona mucho esto, pero me alegra que la cocina se vaya metiendo en las casas y que ‘Top Chef’ haya conseguido enganchar a tanta gente, es muy positivo para la gastronomía que se apueste por ella. 

¿Te reconocen por la calle los espectadores del concurso? ¿Recuerdas alguna anécdota curiosa?

Si, teniendo en cuenta que tengo un restaurante, todos los días viene gente que quiere conocerte. En general resulta curioso, pero lo que más me sorprende es la cantidad de niños que vienen a conocerme y lo interesados que se muestran. Socialmente, el ser cocinero ya causa respeto, cosa que antes, no.         

¿Has pensado abrir un restaurante con Miguel, Antonio y Javier?

No, ni siquiera se ha planteado el tema, seguramente haremos cosas juntos, pero cada uno tenemos proyectos diferentes, ninguno de los cuatro somos de aquí te pillo, aquí te mato, somos corredores de fondo y sentimos esta profesión con respeto, no como un medio para hacer dinero, vivimos para cocinar.

 ¿Cuál ha sido el rival más complicado en el programa?

Todos, nunca menosprecies a un rival porque te saldrá caro. Ninguno estábamos en nuestro hábitat natural, ni en condiciones normales, por lo que en cualquier momento una mala pasada de nervios podía ponerte en la calle.

¿Qué plato te costó más preparar?

La ensalada Paco, estaba tan emocionada mientras cocinaba que se me empañaban los ojos y entre que soy miope y lo empañaos que los tenia, me era prácticamente imposible ver que me traía entre manos (risas).

¿Y uno que recuerdes especialmente?

Evidentemente la ensalada Paco, pero El Pichonnetto meronatto marcó un antes y un después de mi paso en el programa, fue a partir de ese plato cuando empecé a disfrutar de la experiencia, por lo que lo recuerdo con mucho cariño. 

¿Te gusta arriesgar a la hora de cocinar?

Siempre, el que no arriesga, no gana (risas).

 

 

 

Comentar

Comentarios