Entrevista a Sandra Sabatés y Frank Blanco, presentadores de las Campanadas 2013 en laSexta

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

© Roberto Garver

Los presentadores compartirán la entrada de 2014 con la audiencia de laSexta y nos cuentan como vivirán esa noche, que representa para ellos la oportunidad de estar presentes el 31 de diciembre en la Puerta del Sol y otras curiosidades de una de las noches más divertidas del año.

¿Qué pensaste cuando os lo ofrecieron?

Sandra: Me hizo especial ilusión porque al haberlas presentado el año pasado, lo último que me pasó por la cabeza era que me volvieran a llamar. Y después de la buena experiencia que tuvimos en el 2013, lo que llegamos a disfrutar y lo gratificante que resultó a nivel profesional estoy deseando ya que llegue el día 31.

Frank: ¡Por fin! ¡Ya era hora que alguien me lo propusiera! Llevaba años deseando dar las campanadas.

 

¿Ya sabéis que te vas a poner?

Sandra: Tengo dos vestidos en la cabeza. Muy distintos entre ellos, pero me encantan los dos. Aún no tengo claro cuál de ellos me pondré para despedir el año y creo que va a ser una elección complicada. Por ahora, lo único que puedo decir es que va a ser un vestido largo y que este año no habrá transparencias.

Frank: Más o menos, quiero ir elegante, pero con estilete. Pajarita sí, pero smoking no (risas).     

 

¿Sois supersticiosos (llevar algo rojo, oro en la copa al brindar…)?

Sandra: Sin exceso. Hasta ahora siempre había procurado llevar la prenda roja, pero el año pasado con tanta transparencia no pudo ser… ¡quizás este año recupero la tradición! (risas).

Frank: En Nochevieja siempre estreno algo rojo, ya no por superstición, pero llevo tantos años haciéndolo y no me ha ido mal, que temo que mi racha se estropee por dejar de hacerlo.

 

¿Recuerdais alguna Nochevieja memorable?

Sandra: Hay unas cuantas retransmisiones que han pasado a la historia, pero estos días recuerdo sobre todo aquellas en las que algo salió  mal… especialmente, cuando se liaron los cuartos con las campanadas. Creo que es el miedo que tenemos todos los que el 31 estaremos retransmitiendo en la Puerta del Sol. No es fácil oír las campanadas de la calle, así que nos guiamos por el monitor que tenemos a los pies; pero por muy preparado que esté, ¡siempre puede fallar…! Y fallar en una noche como ésta, que sabes que la gente está esperando justo ese momento para comerse las uvas y empezar el año con buen pie…me dolería. Es una responsabilidad.

Frank: En la adolescencia recuerdo una fiesta en la que me quedé dormido al lado de un altavoz con la música a todo volumen, al despertar tras unas horas no recordaba nada de lo que había pasado. Hoy sigo sin recordarlo…

 

¿Os soléis comer las 12 uvas o eres más de atragantarte?

Sandra: Intento que no me quede ninguna en el plato en cuanto suena la duodécima campanada… pero luego estoy un rato sin poder hablar. Así que creo que esta vez, las cantaré en lugar de comerlas.

Frank: Depende del año y de las uvas. Para garantizar que salgo ileso siempre que puedo las compro pequeñas, peladas, y sin pepita por dentro.       

 

¿Cómo definirías a tu compañer@ de Campanadas?

Sandra: Frank es un gran profesional de la comunicación, eso es indiscutible. Y lo mejor, es que ahora además tiene  una ilusión tremenda. Se le pone una sonrisa permanente cada vez que hablamos de las campanadas. Está entusiasmado, tiene una alegría especial, muy contagiosa.  Creo que lo vamos a disfrutar de verdad. Tengo muy buenas vibraciones.

Frank: Es un encanto, y algo tímida. Nos conocemos no hace mucho, pero desde el primer momento me ha querido tranquilizar quitándole hierro a la responsabilidad de dar las campanadas. Sé que ella lo tiene todo controlado.

 

Comentar

Comentarios