Este lunes llega “Amar es para siempre” a Antena 3

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Este lunes, a las 16:15 horas, llega el esperado estreno de “Amar es para siempre”. Con ella, las sobremesas de Antena 3 se trasladan a 1960, década en la que España sufre cambios significativos y de gran crecimiento.

El elenco interpretativo lo forman Manu Baqueiro (Marcelino), Itziar Miranda (Manolita), José Antonio Sayagués (Pelayo), Javier Collado (Héctor), Nadia de Santiago (Asunción), Maica Barroso (Felisa), Elena Jiménez (Leonor) y Christian Herranz (Pedrito), Bárbara Goenaga (Inés Saavedra), Marc Clotet (Mauro), Elena Furiase (Olga Lozano), Rosana Pastor (Josefina Peñafiel), Aitor Mazo (Eusebio Jiménez), Anna Barrachina (Belén Aguado), Chusa Barbero (Emilia Jiménez), Josep Julien (Vicente Luján), Josep Linuesa (Arturo Olazábal), Carmen Conesa (Pía Calatrava), Jaime Pujol (Martín Angulo), Jaume Ulled (Guillermo Álvarez), Juan Meseguer (Sabino Azcárraga), Mónica Estarreado (Roberta Castro), Enrique Berrendero (Tomás Calleja), Rocío Muñoz (Carmen Gijón), Ledicia Sola (Montserrat Feliú) y Albert Prat (Gabriel Velázquez).

La cantante malagueña Diana Navarro interpreta la sintonía de cabecera, cuya música es de Noel Molina.

A través de los personajes y las tramas de la producción, la serie reflejará ese momento histórico y glorioso, de reconstrucción española, por el que atraviesa el país a principios de los 60, donde hay un resurgimiento social y económico de la población.

Así, la configuración de la Plaza de los Frutos, escenario principal de la ficción, sufrirá nada más comenzar la serie una reestructuración: el ayuntamiento ha decidido unir esta plaza a la de Santo Tomé y se ha conformado un lugar más amplio y lleno de luz, donde se ubicarán, entre otros lugares principales:

– El Asturiano, un bar clásico que se adapta a los tiempos que corren y que servirá de punto de encuentro entre los personajes y lugar de unión entre las historias.

– La agencia de viajes La Puntual, un moderno negocio para dar respuesta a un nuevo servicio: organizar excursiones a los turistas para recoger ese boom social español de expansión y de entrada de turistas europeos, que terminará especializándose en el diseño de rutas “a la carta”.

– El Hostal La Estrella, pensión familiar que acogerá a todas esas gentes de provincias que se trasladan a la capital, en favor de la industrialización.

– Y la discreta casa de modas Le Ciel 23 que, en realidad, es un prostíbulo clandestino, un lugar de dinero fácil y rápido regentado por Carmen, una espectacular y moderna mujer para la época que ha aprendido maneras sofisticadas en su estancia por Francia.

También a este nuevo universo llegarán las azafatas de Peninsular Aerolíneas, representantes de la nueva incursión de la mujer en el mundo laboral, hasta el momento casi reservado solo a hombres. Estos personajes aportarán asimismo los aires de modernidad que trae la década de los 60, a través de la primera línea aérea que se asienta en España.

ASÍ COMIENZA “AMAR ES PARA SIEMPRE”

En el primer capítulo de la nueva ficción de Antena 3, los espectadores conocerán a Inés, la protagonista de la temporada, una joven huérfana cuyos padres murieron en un accidente de coche cuando ella era aún pequeña. La adoptará Arturo Olazábal, colega y amigo de su padre, y su esposa.

Al mismo tiempo que las autoridades inauguran la nueva y remodelada Plaza de los Frutos, se confirma la sentencia de muerte para el último defendido por Arturo. El abogado, desde Canarias, donde se ha refugiado con su mujer Pía para alejarse del problema, prepara una sorpresa para Inés: la ha colegiado como abogada.

Pero Pía piensa que una muchacha como Inés debe tender a un matrimonio “conveniente” y ya le ha buscado pareja: un compañero de facultad que oposita para notario. Inés no parece sentirse nada interesada.

Mientras, Manolita cree que el nuevo Asturiano debe tener mayores ambiciones, algo de lo que no parecen estar tan convencidos Pelayo y Marcelino.

Comentar

Comentarios