Lo que pasó este domingo en El Debate de GH VIP

gh-vip-logo

Reprimenda de la madre de Suso a su hijo que a punto estuvo de abandonar GH VIP y altercado en plató con un Carlos Lozano muy alterado.

El programa comenzó con una queja – y no es la primera- por parte de Ángel Garó sobre la manipulación de los vídeos en el programa. Según el humorista, se emitió lo peor de las razones que dio para nominar a Darek, con la clara intención de ponerle en su contra. Pocas cosas sientan peor a la organización que sembrar dudas sobre la transparencia del reality. De hecho, si anoche hubiese estado Jorge Javier Vázquez, a Garó le hubiese caído la del pulpo. Desde luego, no hay duda que en el programa no ahorran situaciones que pueden indisponer a unos contra otros, como las nominaciones a la cara o los posicionamientos. Pero, también es verdad que es imposible ponerlo todo porque los vídeos siempre tienen que cortarse y es muy difícil hacerlo en un punto que satisfaga a todos.

Fue cuanto menos paradójico escuchar a Mónica Hoyos decir que Miriam Saavedra está en el concurso por Carlos Lozano. És el ejemplo más claro de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Hemos visto unas imágenes en las que Makoke se ofrece a hacer la cama a El Koala y éste contesta de malas maneras que prefiere hacerla él. Como la pobre no debía de tener el día afortunado, fue a la cocina y le dijo a Verdeliss que si la ayudaba a fregar los platos, llevándose también un buen corte. No se entiende que se conteste así cuando una persona te quiere ayudar.

La convivencia sigue siendo complicada-. Suso entra al trapo constantemente y luego él mismo reconoce que no lo puede estar haciendo peor. Pero, ya son demasiadas veces y la excusa de “me he levantado cruzado” ya no cuela.

Aurah se encontró con la madre de Suso, un encuentro que transcurrió en un ambiente de máxima cordialidad y durante el cual la canaria recibió el consejo de que ella y Suso dejen esas peloteras de celos de niños de 5 años e intenten ser más maduros “ayúdale porque él no sabe gestionar sus emociones”.

Suso pudo encontrarse con su “suegra”, la persona que es una segunda madre para Aurah, y no se tomó muy bien que le riñese por su actitud en el concurso. Sin embargo, cuando unos minutos después se encontró con su madre y ésta le recriminó lo mismo pero multiplicado por mil, se hundió.

La madre de Suso quiere ver en GH “al Jesús que yo tengo en mi casa. Quiero ver a ese niño con mucho sentido del humor, súper cariñoso, que sabe dialogar, que nunca llega a estos puntos… es que yo lo desconozco”. Eso sí, puntualizó que se pide que controle los modales a una persona que lleva encerrada un mes y en plató no se pueden controlar los modales ni diez minutos.

Le ha pedido que reencamine el concurso, que no se fíe de nadie salvo de Aurah que está con él a muerte. Suso se ha quedado roto “¿Tan mal estamos?” le decía a su madre, a la que consultaba si no era mejor dejar el concurso “la multa ahora la puedo pagar” pero la madre le ha insistido en que ha ido a darle ánimos y que tiene que empezar de cero.

Cuando Aurah pudo abrazar a su segunda madre, ésta le dijo sobre Suso “es muy guapo, pero tiene una boca… no se puede tratar así a las mujeres, ni a nadie”.

También pudimos escuchar a Mónica Hoyos decir que no es que no deja a Carlos Lozano rehacer su vida, es que “yo me olía, intuía todo esto” que ella no se ha echado novio en todos estos años para volcarse en su hija  y que sólo se alegra de que su hija no la conoce – a Miriam- lo que nos ha dejado a todos ojipláticos.

El caso es que Carlos Lozano no debía estar muy atento cuando todos reprochaban a Suso su conducta buscapleitos porque minutos después era él quien iniciaba una pelotera de aupa. Cansado de que Miriam y Mónica hablen de él en la casa, y entendiendo que están ahí por él, cargó contra Belén Esteban a la que acusó de ser igual que ellas, y estar ahí por haber sido “la mujer” de Jesulín y llevar veinte años hablando de él. Belén le contestó “he estado con un torero, pero soy Belén Esteban”. Los ánimos estaban tan caldeados que dudamos que otra presentadora sin el carácter de Sandra Barneda hubiese podido controlar la situación.

Pero, no fue la única en sufrir la ira de Carlos Lozano, ya que Laura Matamoros tuvo que escuchar que entró en el reality por ser hija de Kiko Matamoros. La respuesta de la joven fue la que todos estábamos pensando, que no ganó por eso. Algo que es una verdad impepinable.

Belén Esteban dijo algo realmente importante que los seguidores de GH VIP esperamos que se tenga en cuenta: las nominaciones tienen que volver a ser en el confesionario, porque ahora no tienen narices de nominar a Mónica Hoyos. Ni a ella ni a nadie. No son ellos mismos. Necesitan privacidad para expresar lo que de verdad sienten. Las nominaciones a la cara deberían ser una excepción para pillar por sorpresa a los concursantes, no algo habitual.

Alyson Eckmann, la ganadora de la pasada edición de GH VIP, entró en la casa para esconder una bolita que le daría al concursante que la encontrase el poder de hacer una pregunta a los espectadores que pudiese responderse con un SÍ o un NO. La afortunada fue Verdeliss, que primero quiso preguntar si había salido a la venta la colección otoño/invierno de su firma de ropa infantil. Como le dijeron que la pregunta debía tener que ver con el reality, quiso saber si había alguien más de su familia defendiéndola además de su marido y su hermana. Muchos pensaron que había desaprovechado la pregunta, pero para ella era importante.

En cuanto a los posicionamientos en positivo, Verdeliss se posicionó con Koala y el resto con Darek, al que todos dedicaron bonitas palabras que a cualquiera hubieran hecho derramar lágrimas como para llenar un pantano, pero ya sabemos que la sensibilidad del polaco es como el valor en la mili. Se le supone. Como era de esperar, nadie se puso tras Miriam ni ella lo esperaba.

Esta edición no se está caracterizando por la emoción en los porcentajes ciegos. Desde el primer momento, hay un claro expulsado cada semana. En esta ocasión, son de un 72,% – 26,1% y 1,3%.

Dejó para lo último lo que fue la noticia de la noche y una injusticia manifiesta: Superarían la prueba si los espectadores lo decidían por más del 60% de los votos, que se quedaron en el 56%. Los concursantes se quedaron patidifusos y James Cameron… digo Mónica Hoyos, como directora de la telenovela, daba las gracias a todos como si estuviese recogiendo el Oscar. Eso hizo que el ambiente se distendiese un poco, porque la atmósfera podía cortarse con un cuchillo.

Comentar

Comentarios