Risto Mejide nos lleva “Al Rincón de pensar”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

RISTO MEJIDE

Mucha prisa se han dado en estrenar el programa que estrena la nueva andadura de Risto Mejide en Atresmedia. Esperemos que esto no se note en el resultado final.

Será hoy martes tras la serie Allí Abajo, cuando el publicista más famoso nos presente su nuevo formato de conversaciones, no entrevistas, según la información facilitada por la cadena.

Estas conversaciones, que tendrán lugar en un loft de diseño industrial situado en Madrid, serán con personalidades de diferentes ámbitos de la vida pública, aunque el comienzo, la verdad, no es muy rompedor: el grupo musical Hombres G y Borja Sémper, portavoz del Partido Popular en el Parlamento Vasco y presidente de esta formación en Guipúzcoa.

En paralelo a la presencia de rostros reconocibles, Risto también quiere dar voz a personas que, por su talento o particularidad, aportan visiones renovadas, sorprendentes e inspiradoras –a veces revolucionarias- sobre la actualidad y sobre cómo enfrentarse al futuro que ofrece esta convulsa época de cambios.

“Al rincón de pensar” tiene una doble lectura. Por una parte, el invitado vive un recorrido de su propia vida –hitos, aciertos y fracasos- y, por otra, el formato ofrece al espectador una profunda reflexión sobre el éxito, la fama y el poder. Cada entrega consta de dos conversaciones.

El programa cuenta con varias peculiaridades:

• No es un programa de entrevistas. El objetivo es ofrecer al espectador un conocimiento en profundidad del invitado desde múltiples perspectivas y basado en el diálogo, la contraposición de ideas y la construcción de argumentos.
• No existe pacto previo con los invitados. En ningún caso los invitados tienen acceso a las cuestiones y temas que serán tratados.
• Es una relación construida ante las cámaras. El invitado y Risto Mejide no interaccionan antes de mantener la conversación, con el objeto de que su propia relación se construya ante el espectador. En caso de que ambos previamente se conozcan, Risto Mejide así lo comunica. El programa prestará especial atención a las reacciones no verbales de los invitados por su alto poder comunicativo.

A la conversación le seguirá una segunda parte con la valoración de la experiencia por parte del invitado, que ofrecerá su visión y rememorará algunos de los momentos vividos.

En cuanto al propiamente dicho “Rincón de pensar” estará situado justo detrás de cada invitado, y también aparece en la imagen corporativa del programa. Además, el espacio donde tiene lugar la conversación, se personaliza en función de cada invitado.

Comentar

Comentarios