Supervivientes: Saray y Adrián, abandonan el concurso

 

logo-supervivientes-2018

Ni los espectadores ni la propia organización del concurso podía imaginar que el Supervivientes: Conexión Honduras de este domingo acabaría con dos participantes menos.

Raquel anticipó la noticia antes de que la diera la interesada: Saray dejaba la isla. Ella dijo que las razones “las daría en España” pero Sandra le contestó que las razones las tenía que dar ya. “No se me apetece seguir en la isla” fue su contestación.

Su marido ha hablado con ella y le ha dicho que no se puede tirar la toalla así “sabías a lo que ibas” y le ha advertido sobre las consecuencias. Pero ella, alega que su imagen es muy importante para ella y que si sigue, se va a ver perjudicada porque se conoce y tiene mucho genio. Su marido, visiblemente contrariado, le ha contestado “tú misma. Tú entraste para que se te abriesen puertas y con esto se te van a cerrar”.

Ni siquiera unos audios de sus hijas la han convencido. Así que, ha abandonado la isla. Saray ya no es concursante de Supervivientes 2018.

Adrián también dice estar pasándolo muy mal, con mucha ansiedad, que ya tenía meses atrás y por la que ha estado siendo tratado. Por ello, quiere abandonar. Abraham le recuerda que él también se quería morir el primer mes y acabó ganando… y de paso le recuerda que está ahí por Hacienda. Vamos, casi nada. Como para pagar la penalización por abandonar. Abraham le insiste que ha ido allí para solucionar sus problemas económicos y que ya le avisó que era muy duro, pero Adrián le dice que hasta que no estás allí no te das cuenta de lo duro que es.

Sin embargo, nada logra convencer a Adrián. Dice que no puede con ello, que antes está la salud y que se lleva un estupendo recuerdo del reality. Le recuerdan que esta decisión tiene unas consecuencias – la penalización económica por abandonar- y le piden un par de días de reflexión, pero Adrián no acepta. Ni siquiera su madre logra convencerlo. Adrián Rodríguez, abandona Supervivientes 2018.

Sandra Barneda ha recordado al resto de concursantes que Adrián no es el ejemplo a seguir, que a Supervivientes se va a pasar todas las fases, los altos y los bajos.

Comenzó el programa con Raquel Mosquera empeñada en que el Maestro Joao no la puede ni ver y la provoca constantemente. La peluquera le ha llamado “payaso” y el vidente ha afirmado que ésta es la verdadera Raquel, que ya ha enseñado la patita.

Joao explica a Fernando que Raquel debería entender que es normal que esté enfadado porque se ha ido su amiga Maite y que además la ha nominado. La verdad es que sólo Saray y Logan consuelan a la peluquera. Logan le dice que no debería preocuparse porque hablen mal de ella, porque son ellos los que quedan mal “la gente te conoce”.

En plató, Silvia Mosquera dice que es muy fácil defender a su hermana porque el público es muy inteligente. “Su carácter es conciliador, le gusta llevarse bien con todo el mundo, pero todos tenemos un límite”. Abraham dice que lo que están haciendo con Raquel en la isla no tiene nombre “le están haciendo el vacío entre todos”.

En el lado civilizado, María Lapiedra tiene un enorme bajón y no puede evitar romper a llorar porque se siente inútil, piensa que no aporta nada a sus compañeros, porque, por ejemplo, le da mucha pena pescar y coger erizos. Mientras era consolada por Sofía y Adrián, se pudo escuchar a Francisco decir “hoy sesión de lloros” lo que sentó a Sofía fatal, y mucho peor cuando María fue a pedir explicaciones al cantante y éste negó haberlo dicho. Olvida que lo ha escuchado media España. Al día siguiente, Francisco le ha dicho a María que como la aprecia, la aconseja que no se deje intoxicar por Sofía.

Gustavo González, en plató, achaca el desánimo de su pareja al comentario que hizo Jorge Javier dando a entender que apenas se notaba que María estaba en la isla.

Pero, hay más problemas en el lado civilizado. Durante la cena, Francisco le dijo a Sofía que tenía que levantarse pronto con ellos para coger leña “si no trabajas, no comes” a lo que Sofía reaccionó con ira llamándole “mala persona” aunque la mayoría de los presentes apoyaron las palabras del cantante. Alegan que Francisco, con 6 años hace el doble que ella con 21. “Ojalá te castigue Dios” le ha espetado Sofía.

En cuanto a pesca, Adrián ha pescado tres peces, Alberto también tres y Sofía, Sergio e Isabel, 1.

Ranking de pescadores en el lado salvaje: Logan, ocho peces, Mª Jesús, cinco, Romina Joao y Fernando, 1.

El juego de recompensa lo ganan, por el equipo civilizado, Alberto y Sofía. Se trata de una enorme hamburguesa. Por el equipo salvaje, se llevan la hamburguesa dos parejas, Mª Jesús y Saray y Raquel y Logan, como premio a la resistencia que han tenido, aguantando unas vasijas.

En la plataforma, Maite le cuenta a Melissa que Saray y Sofía son dos venenos “las han juntado y te puedes imaginar, una bomba” y ha censurado los comentarios despectivos sobre Chabelita por parte de Sofía. La convivencia es muy buena en la plataforma entre las dos. Pero, no pudieron encontrar una tablilla que les hubiese dado una recompensa.

Finalmente, el estado anímico de María motivó que se escuchase la petición de Gustavo de hablar con ella. Gustavo le pide que saque el carácter, que no se deje manipular, y le asegura que todo está bien en España.

Gustavo recela de la amistad de María con Sofía. Teme que ésta se acabe enfadando con ella – lo más probable- y acabe utilizando lo que María le haya podido decir en confidencia.

Alejandro Albalá viaja a Honduras para hablar con Sofía y Chabelita va a hacer lo propio para visitar a Alberto.

Comentar

Comentarios