Telecinco estrena este sábado “Secretos y mentiras”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Se trata de un “scripted reality”, un formato pionero en España que basa su éxito en la recreación guionizada de historias reales interpretadas por actores no conocidos.

Muchas personas viven durante años ocultando aspectos fundamentales de sus vidas a sus propias familias, sus mejores amigos y sus entornos más inmediatos, escondiendo una verdad que si saliera a la luz cambiaría el mundo que les rodea. El desarrollo de estos casos será el hilo conductor de cada entrega de “Secretos y mentiras”, nuevo programa que Telecinco estrena este sábado (16:00 horas) y que mostrará a los espectadores diversas historias sobre problemas, secretos y conflictos familiares basadas en hechos reales.

Con “Secretos y mentiras”, formato que la cadena produce en colaboración con Cuarzo y Constantin Enterteinment, llega a nuestro país el scripted reality, un formato pionero en España que basa su éxito en la recreación guionizada de historias reales interpretadas por actores no conocidos.

El scripted reality, un género asentado con éxito en Europa

El scripted reality es un género que lleva una década emitiéndose con éxito en países como Alemania, Polonia, Croacia, Austria, Serbia, Grecia, Turquía o Reino Unido y que además de la temática familiar también aborda casos de otros ámbitos, como el policiaco, el judicial o el forense. Programas como “Bajo sospecha” de la RTL alemana, alcanzó cuotas que llegaron al 30% de share; “Familias en crisis” -también de RTL- llegó a un 35% de cuota entre el público de 14 a 49 años e “Historias de familia”, de la cadena griega Alpha, logró una media del 24% de share, duplicando la media de este canal (12,5%).

“El Tribunal Criminal” (RTL) fue líder en su franja desde septiembre de 2002 a junio de 2008 con un 19,2% de share en sus más de 1.100 ediciones. Por su parte, “K11-El equipo del delito”, en Sat 1 de Alemania, superó los 1.300 programas y lideró su franja con un 17% de cuota de pantalla.

La doble vida de un padre de familia y una mujer que oculta a su supuesta hermana que realmente es su hija, los dos primeros casos del programa

En la primera entrega de “Secretos y mentiras”, el protagonista es Daniel, un hombre que trabaja en una imprenta y que lleva una vida aparentemente normal: está casado con Susana y tiene dos hijos: Lucas y Pablo de cinco y cuatro años, respectivamente. Pero esa es sólo una parte de la verdad, ya que Daniel lleva, desde hace tiempo, una doble vida. Además de Susana, comparte su vida con otra mujer, Jessica, con la que tiene una hija de ocho años. Hasta ahora Daniel había conseguido que ninguna de sus mujeres supiera de la existencia de la otra: ambas creen estar casadas con un buen hombre y un padre ejemplar. Pero muy pronto, el castillo de naipes sobre el que Daniel ha construido su vida empezará a derrumbarse: al principio serán sólo pequeños detalles los que harán sospechar a Susana, pero los secretos acabarán asomando a la superficie.

La segunda historia narra la vida de Esther y de su supuesta hermana Julia, una joven de 17 años. Esther está a punto de casarse con su novio. Cuando los preparativos de la boda avanzan y se disponen a mudarse a otra casa, Julia descubre una foto de Esther embarazada y decide preguntarle por qué nunca le había contado este episodio de su vida. Este detalle, sumado a la inesperada visita de un supuesto primo de la familia que regresa de Francia después de muchos años y que aporta nuevos datos del pasado, hace que Julia comience a sospechar de la versión de Esther.

En directo, a la carta y en redes sociales

Mitele.es y el nuevo site de Telecinco (telecinco.es/secretosymentiras) ofrecerá la posibilidad de ver cada entrega en directo y de forma simultánea a su emisión y de disfrutar de cada edición a la carta.  Además, el espacio estará presente en las redes sociales a través de Facebook y Twitter (@secretosyment) para que los usuarios puedan comentar el desarrollo de las historias.

Comentar

Comentarios